El peine y sus orígenes

El peine y sus orígenes

Como uno de los mejores salones de peluquería en Plentzia, queremos hablarte en las próximas líneas acerca de la historia del peine.

Viajamos a la época de Babilonia, donde se mejoró un objeto con espinas de planta que era usado para el alisado del cabello. De forma progresiva, fueron apareciendo nuevos peines fabricados con huesos y fragmentos de madera.

Los egipcios tienen el honor de ser los responsables de la auténtica evolución del peine. Para ellos, era un artículo de lujo. En aquellos años, aquel objeto se hacía con incrustaciones de piedras preciosas y oro. Al parecer, la legendaria Cleopatra utilizaba uno hecho con huesos de pescado.

Como uno de los salones de peluquería en Plentzia de referencia, queremos decirte que los romanos fabricaron un peine con muchas semejanzas con los que usamos nosotros. Desarrollaron un modelo más pequeño y portátil, usado entre pelea y pelea en los coliseos.

Durante la época medieval, los peines empezaron a fabricarse con plomo. Eran usados para oscurecer y ocultar los cabellos pelirrojos.

También queremos decirte que el rey Luis XIV pidió que le hicieran peines de oro y plata maciza con piedras preciosas.

De artículo de lujo a instrumento cotidiano, el peine se fue haciendo un hueco en todos los estratos de la sociedad. En la actualidad, es un objeto común, sencillo y económico, pero fundamental para el cuidado del cabello.

Si quieres preguntarnos acerca de los servicios en los que estamos especializados, no dudes en ponerte en contacto pronto con Peluquería M.C. Te esperamos.

haz clic para copiar mailmail copiado